Aprendiendo a vivir con mis sentimientos

Ibón de Espelunciecha

Hasta hace poco tiempo, la rinconada de Espelunciecha, con su pequeño pero precioso ibón, era un lugar paradisíaco. Un rincón donde sentir por unas horas, la verdadera esencia de la naturaleza.

Ibón de Espelunciecha

Como llegar: Partimos de la carretera que discurre por el Valle de Tena y que une Francia con España a traves del paso del Portalet, una vez rebasadas las instalaciones de la estación de Formigal, y el desvió hacia las pistas de Anayet, nos encontraremos un espacio para dejar el coche, al lado de restos de maquinaria de una mina, si miramos hacia la frontera , el barranco que tenemos a la izda. es por donde comenzaremos la subida hacia el pequeño ibón de Espelunciecha, hay dos trazas de camino uno a cada lado del barraco cualquiera se puede tomar, ya que los dos son fáciles y con poco desnivel.

El paseo hasta el ibón, dura alrededor de una hora. Si nos acercamos en silencio, es posible observar alguna marmota y con mucha suerte, en las primeras horas del día, algún sarrio.

Ibón de Espelunciecha a 1950 mts. Es un lugar especial, donde sentir la “enorme pequeñez” del ser humano. Un lugar donde quedan olvidados los problemas cotidianos y donde sentir que formas parte de algo maravilloso que llamamos “naturaleza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *