Aprendiendo a vivir con mis sentimientos

La fuente de San Bartolomé

Fuente de San Bartolomé

Si tomamos una senda que nace al fondo de la pequeña explanada junto a la torre, podemos llegar a la fuente de San Bartolomé.

La senda discurre de forma paralela al muro que delimita la pradera de la parte inferior de la ermita y se eleva algo mas de 1 metro sobre la misma, pasando por debajo de algún “bucho” (boj) de considerable tamaño.

El camino es breve y pasados escasos minutos nos encontraremos ante una pequeña pero pronunciada pendiente que nos lleva a la orilla de la de agua que transcurre por el barranco, que deberemos cruzar aprovechando algunas piedras bien dispuestas para tal menester.

Seguiremos corriente arriba por la senda, mal definida en este punto, unos 20 metros, para volver a cruzar el barranco y encontrarnos de frente con la fuente que emerge de entre las piedras masivamente forradas de musgo. El agua es excelente y aprovecharemos para rellenar nuestra cantimplora y cualquier otro recipiente apropiado para llevarnos a casa “unas gotas de Pirineo”.

Para los más valientes

Para los más valientes y decididos, aconsejo descender unos metros por el mismo cauce del barranco para encontrar una “poza” de dimensiones considerables para darnos un buen remojón de cuerpo entero. La verdad es que cuesta meterse, pero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *